Por fin! Lo que esperabamos desde hace años en cardiología! Nueva clasificación internacional de las enfermedades, CIE (ICD) 11

Desde hace muchos años la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó una Clasificación Internacional de las enfermedades, la cual ha sido muy importante para poder realizar los registros de las diferentes enfermedades que se presentan a nivel mundial y tener criterios uniformes en cuanto a los datos generados.

La ultima revisión de esta codificación se llevó a cabo en 1990 (hace 3 décadas) y constituye lo que actualmente conocemos como CIE -10 ó ICD – 10 (siglas en inglés). Este es el que actualmente estamos usando en nuestro país y con el se generan los códigos de expedientes electrónicos de las instituciones de Salud Publica y Seguridad Social en nuestro país. Así como también es la clasificación oficial para los actuales dictámenes médicos digitales generados a través de las plataformas del Colegio de Médicos y exigidos por las políticas del Gobierno Digital.

Afortunadamente, la OMS ya actualizó dicha Clasificación de las Enfermedades, y en mayo de este año, se hizo la presentación oficial del CIE – 11 en la Asamblea Mundial de Salud, y entrará en vigor a partir del 1 de enero del 2022.

 

Extracto de la nueva Clasificación Internacional de Enfermedades presentada en Mayo del 2019 por la OMS

En Cardiología las cosas han cambiado mucho en los últimos 30 años, por ejemplo en el campo de las arritmias, el empleo de técnicas invasivas de diagnostico y tratamiento de estos problemas nos han permitido entender mejor el mecanismo de algunos de estos padecimientos como es el caso de la MUERTE SUBITA CARDIACA (ARRITMICA), que por años no se ha podido consignar como tal, porque no existe un código, y esto ha hecho que se refuerce la mala costumbre de hacer certificados de defunción con diagnósticos erróneos de “INFARTO” cuando clínicamente caen en la definición de MUERTE SUBITA ARRITMICA.

En este sentido tendremos que informar a la comunidad médica a través del Colegio de Médicos y Cirujanos sobre este tipo de diagnóstico y el correcto llenado de los certificados de defunción. Habrá que romper paradigmas en nuestro quehacer médico, esto será muy importante tanto para los colegas clínicos como para los patólogos y médicos forenses.

 

La Asociación Costarricense de Cardiología (ASOCAR) a través de la Comisión Nacional de Electrofisiología, inició este proceso hace 2 meses con el primer Simposio de Muerte Súbita Cardiaca llevado a cabo en el CMC. El cual resultó muy provechoso para analizar la situación actual del país con respecto al registro de los casos de MUERTE SUBITA ARRITMICA.

Esperamos que a partir del año 2022 sea más sencillo tener datos estadísticos de esta patología en nuestra región. Para ello hay que iniciar desde ahora a tomar conciencia e implementar las estrategias para que tener datos confiables y concordantes con los conocimientos y forma de hacer los registros a nivel mundial.

 

Dra. Vivien Araya Gómez
Cardióloga – Electrofisióloga
Editora en Jefe RCC.

Tagged: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.